Sobre el Kuzu

El kudzu o kuzu es un alimento medicina que no falta en mi cocina y os explico por qué.
Es el almidón de una planta medicinal llamada Pueraria Lobata o Pueraria Hirsuta originaria de Japón y China. Su estructura química apenas ha sufrido variación a lo largo de los siglos.
El proceso de elaboración es bastante complicado y artesanal pudiendo durar varios meses. De ahí su elevado precio. Después de su recolecta, cada raíz (que puede llegar a medir hasta 2 metros) es lavada, secada, picada y envasada. El kuzu destaca por su contenido en flavonoides (isoflavonas). La daidzeína (uno de sus flavonoides) tiene propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas.
Entre sus múltiples beneficios se encuentran:
– Por su alto contenido en polifenoles tiene un gran poder antioxidante.
– Es un probiótico que regenera la flora intestinal después de una toma de antibióticos o diarrea.
– Te ayuda en esos días que has bebido mas de la cuenta y te levantas con resaca.
– Mejora los procesos anti inflamatorios.
– Ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre.
– Dolor de cabeza.
– Procesos febriles.
– Ayuda al tránsito intestinal por su alto contenido en fibra.
– Disminuye la presión arterial.
– Ayuda con problemas intestinales tales como diarreas y colitis.
– Ayuda en procesos de desitoxicación y problemas hepáticos.
Lo pueden tomar mujeres embarazadas, lactantes y niños .
También sirve como espesante para la cocina pero por su alto precio recomiendo dejarlo para uso medicinal ya que para este uso tenemos el Arruruz que es otro almidón que proviene de un tubérculo tropical del mismo nombre y que muchas veces se confunde con el kuzu.
Te voy a enseñar 2 maneras de prepararlo:
 –La primera es la más sencilla, simplemente diluye una cucharadita de postre en medio vaso de agua fría y remueve hasta que no queden grumos, luego se pone a calentar 2 minutos y se toma caliente.
 – La segunda manera es con té kukicha:
En una taza de té kukicha ya filtrado y frío disolvemos media cucharadita de kuzu, a su vez le añadiremos una cucharadita de pasta de ciruela de Umeboshi, removemos bien y calentamos hasta que se quede la consistencia de una sopa espesa.
Esta es una bebida mágica para resacas, dolores de cabeza, resfriados y en general cualquier malestar.
 Poco a poco os iré sugiriendo plantas medicinales para que las tengáis en casa y las podáis sustituir por tanto medicamento que en muchos casos no es necesario.
Debemos conocernos e identificar las señales de nuestro cuerpo para que con ayuda de estos tesoros de la naturaleza (y un buen descanso) el proceso de malestar pueda frenarse sin necesidad de recurrir a ningún fármaco.
Espero que os haya resultado interesante y os animo a que lo probéis.