Turmeric milk

Esta es sin duda mi bebida preferida , por su sabor y por las propiedades anti inflamatorias  anti envejecimiento que tiene.

Es perfecta como sustituto del café y para tomar cuando se tiene un antojo de dulce.

En invierno es una bebida espectacular si piensas que has cogido frío en la garganta o te levantas con mal cuerpo.

En verano se puede tomar con hielo tipo frappé poniéndole nata montada hecha de leche de coco y canela en polvo por encima.

En casa me gusta preparármela con ingredientes frescos y cuando viajo me la llevo conmigo en polvo.


La cúrcuma es una raíz de la familia del jengibre y entre sus múltiples propiedades son la de proteger las células del hígado gracias a su principio activo, la curcumina, ácido cafeico, borneol , turmenona y eugenol , ayuda a cuidar la vesícula biliar, facilita la digestión ( muy útil en caso de dispepsia y gastritis crónica.
Es rica enzinginereno , un compuesto activo que ayuda en las úlceras, ayuda a mantener el ph gástrico, contiene una sustancia capaz de estimular las secreciones de los jugos pancreáticos, la gastrina y la secretina.
Ayuda a reducir los gases, es anticancerígena gracias a compuestos como la curcumina, limoneno, curdiona, curcumenol y  betacarotenos.
Muy útil también como bebida diaria de personas que sufren dolores de cabeza.

Es fantástica para casos de artritis reumatoide por la acción antiinflamatoria de la curcumina. La única recomendación que te daría sería que no la tomases en caso de tener la menstruación o que vayas a ser operado ya que licúa la sangre y podrías tener más hemorragia de lo normal.

Vale, ya ahora lo más importante, Cómo se prepara una buena leche de cúrcuma.
Hay varias formas :


FRESCA;


Calienta una taza leche vegetal sin azúcar y añade un trocito de jengibre y cúrcuma frescos pelados, media cucharadita de canela molida, una pizca de pimienta negra recién molida y una cucharadita de aceite de coco , bate todo y cuela.


-EN PASTA ;
Esta es una forma más cómoda de tomar porque cuando tengas hecha la pasta te durará una semana en la nevera y sólo tendrás que disolver una cucharadita del preparado en una taza de leche vegetal caliente.

35 gr de cúrcuma en polvo
165 ml de agua
20 ml de aceite de coco virgen extra en estado líquido
30 ml de miel
1/4 de cuchara de té de pimienta negra molida
1/4 cucharada de vainilla de en polvo natural.
Calientas todos los ingredientes en un cazo a fuego medio en un cazo y listo.
Guárdalo en un frasco de cristal con la fecha.


-EN POLVO:


Esta es la forma que elijo para viajar, ya que lo añado a una taza de leche caliente o en su defecto de agua hirviendo.
Hay varias marcas que me gustan mucho, mi preferida es COPPER CUP TURMERIC LATTE, que viene en sobrecitos y es ideal para llevar en el bolso.  Los  ingredientes son de muy buena calidad y la otra es GAIA HERBS , que viene en un tarro de cristal por lo que si quieres llevartela de viaje o a la calle deberás poner una pequeña cantidad en una bolsita hermética o tarrito, lo que me gusta de esta marca aparte de la calidad es  que a su vez contiene ashwaganda , una planta adaptógena de la que hablaré más adelante porque es muy interesante.

Afortunadamente cada vez la puedes tomar en más sitios, en Madrid la encuentras en Fit food, El huerto de Lucas u  Organic Market & Food por ejemplo.

Conoces la leche de cúrcuma ? La has probado ? Cuéntame qué te ha parecido.